¿Qué es el IRPH en mi préstamo? ¿Cómo afecta a mi crédito hipotecario?

Si estás pensando en adquirir una vivienda mediante un crédito hipotecario, te recomendamos que estés bien informado de todas las cláusulas que se consideran abusivas por los juzgados y tribunales.

Si bien es cierto que, cuando nos planteamos la opción de comprar una vivienda, la ilusión de adquirir la que será nuestra casa, nos puede llevar a cometer errores a la hora de firmar un préstamo hipotecario que no traerá problemas en el futuro.

Hemos realizado una pequeña guía sobre las cláusulas que deberías evitar a la hora de negociar tu crédito hipotecario con la entidad bancaria. Estos pequeños consejos evitarán que el día de mañana tengas cualquier problema.

¿Qué es el IRPH en mi préstamo? ¿Cómo afecta a mi crédito hipotecario?

¿Qué cláusulas se consideran abusivas en los préstamos hipotecarios?

Las cláusulas que los juzgados y tribunales han determinado como abusivas tras la demandas planteadas por los clientes de las entidades son las siguientes:

1. La cláusula suelo

Seguro que has oído hablar de este tipo de cláusula en los créditos hipotecarios. Si acudes a tu escritura, la podrás encontrar (en caso de tenerla) en la cláusula tercera bis, bajo el nombre “limitación a la variación del interés”.

Esta cláusula se impuso a los clientes de los bancos para evitar que la bajada del EURIBOR hiciera perder al banco parte del margen en las operaciones hipotecarias. En caso de que el índice de referencia bajara demasiado, la cláusula se aplicaba automáticamente y el cliente no se podía beneficiar de esa bajada.

Despúes de la sentencia de Tribunal Supremo de 2014, los bancos han tenido que inaplicar la cláusula y además, devolver cantidades de dinero a sus clientes que pueden ir de los 2.000 € hasta los 50.000 € dependiendo de las cantidades solicitadas en el préstamo hipotecario.

Ahora ya no te tendrás que preocupar de esta cláusula dado que ha sido completamente eliminada gracias a las reclamaciones de muchos clientes y de la acción de los jueces.

2. El Indice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH)

Después de la sentencia del Tribunal supremo de 22 de noviembre de 2017, este tipo de interés se considera abusivo. Muchas cajas de ahorros y bancos, ofrecían la posibilidad de aplicar IRPH en vez de EURIBOR para calcular los intereses que se debían pagar mes a mes.

¿Por qué se considera que es abusivo? Básicamente el IRPH se puede manipular para que siempre sea alto y, por tanto, beneficie a la entidad bancaria. El cálculo del IRPH se realizaba mediante los datos que las cajas de ahorro y las entidades bancarias enviaban al Banco de España. La consecuencia era que las
entidad bancarias podían manipular los datos para que siempre fuera un índice alto.

Tras años de aplicación y las bajadas del EURIBOR, la diferencia entre un índice y otro era casi de 8 puntos, lo que quiere decir que el cliente había pagado casi un 8% más por su préstamo hipotecario.

Ahora gracias a la sentencia del Tribunal Supremo se puede reclamar el IRPH para que banco nos devuelva el dinero abonados de más y además no tenga que aplicar EURIBOR en lo que quede de vida del préstamo hipotecario. Según las estimaciones más conservadoras, para un préstamo hipotecario de 150.000 € cada cliente podría recuperar unos 12.000 € y además ahorrarse otros 18.000 € en intereses. Unas cifras nada despreciables para iniciar la reclamación por IRPH cuanto antes.

3. El vencimiento anticipado

Hace casi 4 años que esta cláusula ha sido modificada por los bancos dada la abusividad de la misma. Esta cláusula que suele contenerse en la escritura de préstamo hipotecario en su cláusula sexta, atribuía al banco el poder de ejecutar el préstamo hipotecario (desahuciarnos de nuestra casa y obligarnos a pagar el resto de la hipoteca) en el caso de que dejáramos de pagar cualquier cantidad por pequeña que fuera.

Tras la actuación de muchas asociaciones de consumidores, esta cláusula ha sido eliminada de los préstamos y solo podrán ejecuatarnos el préstamo hipotecario cuando tengamos tres cuotas de la hipoteca sin pagar.

4. Los gastos de formalización de préstamo hipotecario

Este tipo de cláusula ha sido una de las grandes revoluciones en la defensa de los derechos de los consumidores con préstamos hipotecarios. Hasta el año 2015, nadie discutía que el cliente debía de pagar los gastos de notaría, resgistro, gestoría y el IAJD.

La batalla por tumbar esta cláusula ha sido larga y ha tenido como consecuencia que los bancos tengan que devolver a sus clientes todos estos gastos, además de tener que abonar sus clientes los intereses por todo el tiempo en el que el banco tuvo ese dinero.

¿Qué hacer si voy a firmar un préstamo hipotecario?

No solamente deberás fijarte en las condiciones del préstamo. También deberás leer detenidamente la oferta que te haga el banco y las escrituras del préstamo hipotecario.

Una buena asesoría antes de firmar nada, puede ahorrarte mucho dinero en el futuro y que se respeten tus derecho como consumidor.

Aprende Trading Online en la mayor red social del sectorAcceder