Robo Advisor. La Automatización Personalizada para Fondos de Inversión

Este texto está dedicado sobre todo a las nuevas generaciones, aquellas que cada vez utilizan más la tecnología en su día a día. A esta nueva generación, a la cual yo no pertenezco por unos pocos años, se le denomina la generación Millenial.

Sin embargo, no vamos a dejar de lado aquellos que quieran introducirse en el Trading algorítmico con Robo Advisor. Con todo cariño, también está escrito para ellos.

Robo Advisor

Un artículo de José Miguel Bastida

La generación Millenial se caracteriza por manejar y entender bien las nuevas tecnologías. Han nacido con ellas, o casi. Ustedes me disculparán. Soy un profesional y no suelo introducir asuntos personales en mis artículos, pero por una vez y sin que sirva de precedente.

Es más, dada la ocasión y a modo de ejemplo, pocos años atrás, pero pocos (estamos hablando de unos 20 años, que en la historia de un país no es nada y mucho menos significa en la historia de nuestro planeta) no existía ni el e-mail ni Facebook.

Cuando yo compraba un cómic, o una revista, recuerdo con mucho cariño a aquellas personas que publicitaban su contacto, buscando a un amigo por correspondencia. Yo llegué a cartearme con una muchacha de Badajoz, de cuyo nombre no quiero acordarme.

En fin, no quiero desviarme del tema, únicamente y cómo último apunte, quisiera decirle a los Millenials que es una experiencia preciosa el recibir una carta física en el correo. Deberían probarlo, solo como una humilde opinión personal.

Por el contrario, la generación Millenials han experimentado una habilidad extraordinaria para las nuevas tecnologías, eso es lo que hoy nos ocupa. Al margen de lo demás.

Tanto es así que hasta el mundo de las inversiones se ha visto modificado como una especie de revolución (y la que está por venir con MIFID II). Una revolución desde todo punto de vista lógica. Permítanme que les explique esta afirmación.

Criterios para analizar mercados

Un servidor, como inversor y asesor de fondos de inversiones, siempre he analizado los mercados en base a dos criterios. Bueno, en base a los dos criterios científicos que se aplican en el mundo de las inversiones, porque hasta el momento, que yo sepa, no hay más.

Los detallo:

  • Análisis fundamental: es un tipo de análisis que, como su propio nombre indica, se basa en los aspectos fundamentales de un activo para invertir. Puede ser su evolución, sus probabilidades de que el valor sea más fuerte económicamente ó esté mejor valorado. En realidad es cualquier dato objetivo intrínseco al activo y que pueda modificar su precio de mercado.
  • Análisis técnico: es simplemente el análisis de un gráfico de cotizaciones sin tener en cuenta las características fundamentales del activo en sí. Tiene mucha lógica, puesto que un gráfico muestra la psicología del mercado, los niveles de oferta y demanda. Por consiguiente, nos puede indicar hacia dónde se mueve el precio. Suele ser más efectivo puesto que las decisiones suelen ser adelantadas al movimiento del mercado.

Ni que decir tiene que ambas filosofías de análisis se contradicen e incluso se vilipendian entre unas y otras.

Los seguidores de la escuela fundamental argumentan que en un simple gráfico, haciendo dos líneas de tendencia y otras marcas relativas al análisis técnico, no sirven de nada. Es una falacia y sólo sirve para perder el tiempo. Es comparable a la antigua brujería o astrología.

Sin embargo, los técnicos argumentan que su análisis es mucho más preciso y eficiente. De nada sirve saber que Iberdrola va aumentar su dividendo, porque desde hace varias sesiones ellos estaban observando un ascenso de las cotizaciones de Iberdrola, así que se sumaron a la fiesta.

¿El motivo?, no importa. Únicamente ven que un valor reacciona en tal sentido y aplicando unos métodos que en cierto modo están basados en la psicología de las masas, prevén lo que la cotización del activo puede moverse. No les importa el motivo.

A decir verdad, un humilde servidor que lleva varios años en este mundo de los mercados ha aprendido que los dos métodos tienen una buena parte de lógica y que ambos se pueden complementar.

Sin embargo todo en este mundo de las inversiones está basado únicamente en probabilidades estadísticas.

Así es. Y es por este motivo por lo que es tan necesario el psicotrading y la gestión monetaria y de riesgo.

En esta profesión de las inversiones, a la misma vez tan apasionante como compleja y estresante, se necesita realizar un análisis de inversión, sea fundamental, técnico o una combinación de ambos.

Tras esta tarea, la cuál es laboriosa, se necesita una estrategia para gestionar la cantidad a invertir y el nivel máximo de pérdidas (stop loss).

Robo Advisor: claves del trading algorítmico

Por este motivo, para agilizar y amenizar el trabajo, nacieron los robo advisor.

Este nombre, tan impropio para la función que realiza, puesto que da a entender que es un robot el que físicamente realiza las inversiones, son unos programas informáticos que en base a una serie de algoritmos matemáticos, más o menos complejos, deciden cuándo entrar y cuándo salir del mercado.

En cierto modo son programas que presentan una lógica inversora, y que casa perfectamente con la filosofía de los Millenials: tecnología al servicio de sus necesidades, el ahorro para el futuro.

Cómo funcionan los robo advisors

Vamos el porqué:

  1. Suelen se programas que realizan operaciones de compra y venta en un corto período de tiempo, normalmente intradiario. Suelen hacer varias operaciones de este estilo. Aunque lo que trato de reseñar es que al ser operaciones tan cortas, en términos periódicos, el análisis fundamental no les suele afectar. ¿O acaso en unas horas el Santander va a aumentar su dividendo?.
  2. Basándonos en el análisis técnico puro y duro, éste tiene una parte muy importante de conexión con la estadística y probabilidad de las operaciones. Justo la parte imprecisa de las matemáticas. Un robo advisor calcula en pocos segundos las probabilidades y estadísticas de la inversión, según los criterios de su programación.
  3. Un robo advisor tiene una gran ventaja respecto a los humanos. Puede sonar un poco romántica, pero les puedo asegurar que es del todo cierta al 100%; de hecho es uno de las mayores ventajas de un programa de estas características. En fin, simplemente es que un robo advisor no tiene sentimientos, entra y sale del mercado según la programación que se le ha dado. En realidad un humano debería actuar igual, pero yo como inversor les puedo asegurar que los sentimientos juegan un papel muy importante, normalmente en contra del inversor. Palabra.
  4. Un robo advisor no requiere apenas tiempo ni dolores de cabeza en la gestión de inversiones, sobre todo en los fondos de inversión que utilizan este sistema a través de distintas estrategias. Suelen ser más seguros y precisos porque cuentan con una cartera diversificada de múltiples activos. En principio, no es objeto de este texto explicar las múltiples estrategias y características de las inversiones algorítmicas automáticas mediante fondos de inversión. Les aconsejo consultar con un profesional en este campo para que les guíe, como fondos.com.
  5. Los robo advisor tiene una gran ventaja desconocida. Se trata de lo que se denomina “la profecía autocumplida”. Este concepto es muy fácil de entender, está basado en la psicología de las masas. Simplemente se trata de que si alguien dice que el precio rebotará en un nivel estratégico, se cumplirá únicamente por la cantidad de compras realizadas en dicho nivel al observar la profecía. Creo que me he explicado. Los robo advisor aprovechan esta ventaja. Cosa que para el ojo humano no es tan fácil de detectar.

Siga leyendo, hay muchas trampas y muchos timos en este sentido, pero básicamente estos son los conceptos que se le pueden exigir a un robo advisor.

¿Qué exigirle a un robo advisor?

En general, los robo advisor son programas basados en algoritmos que de verdad funcionan. Es el llamado Trading Algorítmico.

Sin embargo, debemos tener presente que al igual que en todos los sectores, aparecen farsantes y vendedores de “crecepelo”. Pasa en todos los ámbitos de los negocios y las inversiones (las cuales también son un negocio) no quedan al margen.

Un robo advisor puede llegar a costar miles de euros y se puede caer en la trampa de un programa falso si no se está bien asesorado.

Por programa falso quiero decir aquel programa que no está testeado y no cumple los requisitos para considerarse un robo advisor serio y probado. Simplemente se trata de establecer cuatro algoritmos sin base científica y comercializarlo.

Para escoger bien un robo advisor se debe tener primero presente esta serie de criterios estadísticos. Esto les ayudará a no caer en las trampas de gente sin escrúpulos:

  1. Primero y principal es que el programa tenga un backtesting, es decir una prueba con resultados satisfactorios. El track record (o sea, los resultados de las operaciones) debe ser analizado estadísticamente. Esto es válido tanto para un programa automático como para uno manual. Así que estén dispuestos a aprender.
  2. La curva de beneficios. Es decir, el crecimiento de la cuenta de dinero. Hay que observar que los beneficios crezcan, como no, pero no de cualquier manera. La curva debe presentar un crecimiento sostenido sin altibajos (los altibajos indican que se ha asumido más riesgo del necesario y por ende, algunas veces se gana y otras de pierde).
  3. Backtesting del programa en varios mercados. No está de más pedir este dato para saber si la reacción del robo advisor se debe tan solo al comportamiento de un mercado en concreto, o puede funcionar en varios mercados correlacionados.
  4. Máximo drawdown. Es un concepto fundamental en inversiones, sobre todo en inversiones puramente algorítmicas. El máximo drawdown significa la máxima racha de pérdidas consecutivas, medida en términos monetarios absolutos. Saber la máxima cantidad de pérdidas consecutivas nos dará una buena orientación del capital que debemos invertir. Aproximadamente tres veces más, aunque no se pueden dar cifras exactas. Ahí es donde entran en juego los asesores profesionales como fondos.com. En el caso de los fondos de inversión este concepto se minimiza espectacularmente, puesto que una de las formas de rebajar el drawdonw es la diversificación.
  5. Porcentaje de aciertos. Este es uno de los mejores ratios que obtendremos de un robo advisor. Nos ofrecerá una información relevante de si de verdad el programa responde.
  6. Ratio Profit/loss. Es decir, porcentaje de ganancias respecto a pérdidas por operación. Según fuentes expertas de inversiones, este ratio debe ser cercano a 3. Aunque no hay términos fijos. La cuestión es que cuando se gane, se gane dinero de verdad, por lo menos el triple del dinero perdido en una operación fallida. Una cosa curiosa es que las personas que invierten en bolsa (como norma general, personas sin experiencia), ganan dos de cada tres operaciones. Sin embargo en la operación perdedora se dejan la mayor parte (si no todo) el capital. De nada sirve entonces, cuando se gana hay que ganar de verdad. Cuándo se pierde (que también llegará) se debe perder poco.

Se podrían establecer muchos más ratios, tantos como los datos estadísticos que deben regir una operación financiera y la gestión de la misma. Sin embargo, para los fines de no ser engañados por “falsos profetas” esto es suficiente. El mundo de los robo advisor está dando mucho que hablar en los mercados, debido a que estos son cada vez más técnicos.

Se trata de una buena opción de inversiones, sobre todo para los Millenials por su afinidad a la tecnología, pero hay que saber qué elegir.

Desde fondos.com estarán encantados de guiarle por este sub-universo de las inversiones algorítmicas, las cuales representan el futuro de los mercados. Esto es una afirmación cierta, aunque sólo sea mediante la argumentación de las profecías autocumplidas.

Aprende Trading Online en la mayor red social del sectorAcceder