Simuladores de Bolsa ¿Cuál elegir y Cómo Obtener el Máximo Provecho?

Los simuladores de bolsa son una buena herramienta, tanto para el trader experimentado que quiera probar nuevas estrategias e incluso abrir nuevos mercados, como para aquellos que quieren acercarse por primera vez a este mundo pero desconocen cómo y por dónde empezar.

A continuación veremos los más comunes que puedes encontrar y cómo debes comenzar a utilizarlos.

Simuladores de Bolsa ¿Cuál elegir y Cómo Obtener el Máximo Provecho de Ellos?

Un artículo de José Miguel Bastida


Si te atrae el universo de los mercados financieros pero sientes ese respeto que normalmente viene acompañado cuando te adentras en algo que no conoces y es arriesgado, entonces los simuladores de bolsa son ideales para que comiences a tomar contacto.

En estos portales puedes realizar operaciones en los mercados, con la única diferencia que el dinero invertido es ficticio.

Es decir, el riesgo de perder tu dinero es nulo.

Ahora bien, bajo la experiencia de quién ha utilizado, como tantos otros, estas herramientas para aprender a operar (e incluso todavía les da uso para probar estrategias de inversión nuevas) puedo decirte que el hecho de operar sin dinero real de por medio hace que no tengas las mismas sensaciones.

La gestión de esas sensaciones es cómo un trader demuestra de qué pasta está hecho.  Me refiero, por ser estas las más comunes, al miedo y la esperanza; temor cuando estás a punto de lanzar una orden al mercado; temor de ver una operación avanzando en el sentido deseado y ver que el mercado se gira, apartando así de tu cuenta las ganancias que llevas acumuladas; Esperanza de que el mercado llegue a darte la razón, cuando la realidad es  bien distinta.

Todos estos sentimientos quedan apartados cuando lo que está en juego no es dinero de verdad. Pero estos sentimientos también son necesarios para aprender a operar. Porque son ellos los que te atacan cada día y contra los que cada día debes luchar; y para tal debes aprender a dominarlos.

Pero vayamos poco a poco. No hace falta querer hacerlo todo de golpe. En principio un simulador de bolsa puede serte de gran utilidad para tomar contacto con lo más básico. Te permite probar tu capacidad y ver tu evolución como inversor. El resto ya llegará en su momento.

Al final de este artículo veremos algunas claves para obtener el máximo provecho de estas herramientas.

¿Qué simuladores de bolsa podemos encontrar?

La mala noticia es que no hay muchos simuladores de bolsa y algunos de ellos son de pago o restringidos a clientes de ciertas entidades. Pero existen varios de ellos que pueden servirnos para poner a prueba nuestra intuición y destreza como operadores bursátiles de modo gratuito:

Para nosotros queda claro que el mejor simulador de bolsa es el de Tradertwit. En ese enlace puedes leer su propia review que lo hacen mucho mejor que yo. En cuanto al resto paso a analizarlos a continuación.

La bolsa virtual (www.labolsavirtual.com)

La bolsa virtual (www.labolsavirtual.com)

Es un simulador gratuito y accesible para todo el mundo. Está considerado por muchos como el mejor simulador de bolsa hasta la llegada de Tradertwit.

Lo cierto es que es bastante completo y además de poder abrir y cerrar operaciones en diferentes mercados tiene un foro en el cuál los traders pueden interactuar. Puedes escribir mensajes y crear una red de amigos para compartir opiniones y estrategias.

Si hay algo negativo que opinar sobre esta herramienta es que su interfaz es no es muy amigable y exige un tiempo para explorar su funcionamiento. Es un poco anticuada, simplemente, pero cumple con su cometido correctamente.

Otra cuestión es la plataforma gráfica ofrecida, también es muy limitada. No dispone de opciones interactivas para realizar un trabajo de análisis completo. Esto dificulta la práctica de operaciones intradía, cuyas decisiones exigen ser rápidas.

Por lo demás La Bolsa Virtual es un simulador de bolsa de buena categoría. En castellano y con datos reales actualizados.

Tiene la opción de comprar activos al contado y operar con Contratos por Diferencias (CFD,s por sus siglas en inglés). En este tipo de instrumentos podemos practicar asuntos tales como el apalancamiento, el uso de “stop loss” y abrir operaciones en corto (aprovechando caídas del mercado). Para aquel que no sepa todavía que son los CFD,s también cuenta con una explicación detallada de este instrumento financiero.

Un aspecto importante de La Bolsa Virtual, que no es baladí: Tiene en cuenta las comisiones que te cobran por operar. Es importante debido a que es un elemento real que debe tener en cuenta todo operador bursátil.

Otro aspecto importante: Permite marcar un “stop loss” y un objetivo de ganancias. Más adelante veremos el porqué esto es vital para aprender a operar.

Como no podría ser de otra manera, La Bolsa Virtual te permite tener acceso a tu historial y rendimiento como inversor.

Podemos acceder a una gran cantidad mercados mundiales, tales como:

  • Acciones españolas.
  • Principales acciones de mercados europeos y de Estados Unidos
  • Mercado de Divisas (Forex)
  • Principales Materias Primas (Commodities)
  • Inversiones en los principales índices mundiales
  • Otros mercados exóticos como Australia, México, Argentina y Brasil

La Bolsa Virtual tiene un apartado para ver distintos brókeres, lo cual puede servir para hacer una comparativa de ellos.

También cuenta con un apartado de formación en el cuál se puede acceder a diferentes cursos de bolsa y mercados. Puede ser interesante para personas que sientan que deben profundizar y adquirir una formación más completa. Los cursos ofertados suelen ser de buena calidad.

Un aspecto interesante y divertido es que tiene la posibilidad de que puedas organizar un torneo retando a tus contactos a través de esta plataforma. Los retos suelen ser entretenidos y te permiten el poder compartir conocimientos con otras personas.

Por su sencillez (a pesar de la interfaz y su plataforma gráfica), su versatilidad de mercados; sin tener en cuenta que está totalmente en castellano y es accesible gratuitamente. La Bolsa Virtual se ha erigido como uno de los simuladores de bolsa mejor valorados.

Bolsia (www.bolsia.com)

Bolsia no es propiamente dicho un simulador, pero se aproxima bastante a tal. Se trata de una red en la que cualquiera que se registre puede construir una cartera de activos financieros con un capital ficticio.

Las carteras compiten entre sí y se pone a prueba tu capacidad para tomar decisiones como gestor de fondos.

El juego permite tener invertido el 100% del capital (aunque con un máximo posible de un 15% de la cartera invertido en un solo valor), estar en liquidez y las inversiones en corto únicamente se pueden gestionar a través de una inversión en ETFs (inversiones en índices inversos). Las inversiones permitidas son en activos de una extensa lista entre los cuales la mayoría son acciones de distintos mercados mundiales.

El registro es sencillo y en el mismo momento que estés “logeado” puedes presentarte en el foro de inversores para compartir impresiones, estrategias y temas de tu interés. Además de operar para la construcción de tu propia cartera.

Puedes ver el histórico de tus operaciones y bajar en Excel las operaciones cerradas para obtener estadísticas de tu operativa.

Una de las ventajas que ofrece Bolsia es la posibilidad de unión entre los usuarios creando clubes para competir entre sí, los distintos premios son en metálico y BosiaCoins (moneda virtual de Bolsia).

Si te encuentras preparado para demostrar tus dotes como gestor de carteras es un buen simulador para demostrarlo. La pega es que no está pensado para trading puro y duro.

BolsaPHP (http://bolsaphp.sukiweb.net)

BolsaPHP es un juego de bolsa en el cual obtienes al registrarte 60.000 € ficticios para rentabilizarlos de la mejor manera.

Los datos que utiliza este simulador son en tiempo real, actualizados cada 15 minutos. Tienen un poco de retraso, sin embargo para ciertas operativas de Swing Trading puede ser muy útil.

Tiene la opción de poder calcular el valor de una posible cartera real y para hacer estimaciones de posibles compras y ventas. Me explico, un seguimiento de los beneficios o pérdidas que tendrías en ese momento en caso de que tuvieses configurada una cartera de valores con dinero real.

Existe un ranking de usuarios de este simulador en el cuál puedes ver en qué posición te encuentras y tu evolución respecto a otros (aunque desde mi punto de vista, para aprender a operar en bolsa sólo compites contra ti mismo en realidad; no puedes compararte con otros operadores porque te hará arriesgar más de lo que tu propio plan de inversiones te indica).

Cómo en los anteriores simuladores vistos, no dispones de una buena plataforma gráfica interactiva para realizar análisis.

Además sólo dispones de valores cotizados en España. No tiene opción de operar en mercados extranjeros e incluso tampoco en todos los valores del mercado continuo español.

Aplicaciones móviles de simulación de bolsa

Entre las Apps para teléfonos móviles no podían faltar estos instrumentos. Permiten las mismas funciones de compra y venta de valores, sin embargo es necesario contar con un sistema alternativo de análisis.

Presentan más limitaciones que los simuladores de bolsa vistos hasta ahora para PC y el simple hecho de que su utilización es a través de un teléfono móvil ya de por sí indica que no pueden ser unas herramientas para un aprendizaje completo.

Las operaciones bursátiles exigen una toma de decisiones basadas en un previo análisis. Para realizar dicho análisis es necesario recabar información y estas aplicaciones permiten llevar un seguimiento de las operaciones y lanzar órdenes con una cuenta simulada sin ofrecernos toda la información que nos brindarían los simuladores de bolsa vistos hasta el momento.

En cualquier caso se pueden utilizar también paralelamente con otras herramientas de análisis.

Cabe la pena resaltar para todo lo dicho hasta el momento sobre las plataformas de análisis gráfico interactivo, que existen este tipo de servicios de forma gratuita en la red.

Combinando este tipo de plataformas con un buen simulador, aunque sea a través de un teléfono móvil, pueden darnos muy buenos resultados.

Algunas de las apps de simulación más comunes y gratuitas son:

  • Best brokers
  • Simulador Bolsa de Valores
  • Beat Wall Street

Simuladores ofrecidos por brókeres y entidades a clientes.

Existen entidades bancarias que ofrecen este servicio a disposición de sus clientes. Por ejemplo, los clientes de Broker Naranja (ING Direct) tienen la opción de crear una cartera virtual y acercarse de este modo al mundo de la bolsa.

Lo positivo de estos servicios es que suelen ser más completos, ofrecen informes de la evolución de los mercados, etc.

También es común en la mayoría de los brókeres ofrecer una cuenta demo a clientes e incluso a potenciales clientes. Es decir, en algunos de ellos no es necesario abrir cuenta real e ingresar dinero en ella para disfrutar de un simulador por cortesía del bróker. Aunque algunas son durante un tiempo limitado.

Este tipo de simuladores están insertos en la plataforma de operaciones de este determinado intermediario y permiten un análisis gráfico completo. Según el tipo de programa o plataforma con la que trabaje el bróker podrás operar en modo demostración (cuenta demo).

Suele ser positivo con vistas a probar los servicios ofrecidos por el bróker, sus comisiones y los mercados en los que permite trabajar.

En este tipo de herramientas de simulación sí es posible practicar trading puro. Es ideal para los amantes del intradía, los que quieren pasar a un nivel superior y ponerse a prueba en operaciones a plazos muy cortos (Day Trading). Incluso para practicar el llamado Scalping.

El inconveniente sería precisamente que únicamente podemos operar a través de ellos con los activos que trabaje nuestro intermediario y adaptarse a su forma de operar.

Son multitud los intermediaros que prestan este servicio. Solamente debemos echar un vistazo a través de la red para encontrar cantidad de ellos dispuestos a ofrecernos una cuenta “demo”, incluso sin abrir una cuenta real.

¿Cómo utilizar los simuladores de bolsa para que nos sean provechosos?

Una vez vistos los simuladores de bolsa más significativos que existen, pasaremos a dar unas claves con vistas a su utilización para hacer de ellos unas verdaderas herramientas de autoformación como inversores.

Y es que los simuladores de bolsa son buenos para aprender las técnicas y estrategias, pero pueden hacernos caer en malos hábitos a la hora de invertir. Por tanto tendremos que tener siempre presente lo siguiente:

1. Hay que tomarlo en serio

Por muy completo y perfeccionado que esté un simulador nunca va a ser lo mismo que si invirtieses con dinero real.

Esto ya lo hemos visto al principio. Es muy común que cuando un aspirante a inversor comienza a dar sus primeros pasos con un simulador el hecho de saber que no hay dinero real en riesgo hace que su operativa no sea del todo limpia.

Muchas veces lanza operaciones por el simple placer de estar dentro del mercado. Esto es un error.

Cuando lanzas una orden al mercado con dinero real debes estar completamente convencido en que tu análisis está bien fundamentado, que es el momento idóneo y mantenerte firme en tu decisión hasta que el mercado te demuestre lo contrario.

Por el hecho de que sea una cuenta virtual no es motivo para tomarlo como un juego. Hay una cosa que es fundamental en este mundo: La disciplina como inversor. Trata de trabajarla a diario cuando operes en el simulador.

2. Abre la cuenta con un capital realista y las operaciones ajustadas a tu capital.

Es normal también abrir la cuenta con un capital millonario. Sin embargo, para poder determinar bien nuestros niveles de riesgo tenemos que hacerlo lo más real posible.

Esto quiere decir que si tienes la oportunidad en el simulador de elegir el montante de la cuenta con la que vas a operar, trata de pensar en una cifra realista que te permita invertir con facilidad pero ajustando las operaciones a un nivel de riesgo.

Por ejemplo: piensa que caen en tus manos 30.000 € y que tienes que gestionarlos bien, de lo contrario deberás dar explicaciones a tus clientes o familiares que te han prestado el dinero. Bajo esta perspectiva, lógicamente las operaciones que abras no serán disparatadas. No se te ocurrirá invertir el 100% de tu capital en una sola operación. Tratarás de diversificar, gestionar tu capital, tu riesgo, ect.

Si por el contrario abres la cuenta con 1.000.000 de euros no valorarás tanto el nivel de riesgo debido a que tu capital te permite abrir operaciones muy grandes con las que recibirás unas ganancias jugosas. Pero lo cierto es que las pérdidas también serán grandes. Así hasta que perderás el verdadero sentido de la gestión del dinero y el riesgo (Money & Risk Management).

Por tanto mi consejo es: ten un capital inicial realista y gestiona bien el dinero y el riesgo.

3. Anota todas las operaciones y obtén estadísticas.

Aunque no sea una operativa real debes evaluar tu crecimiento como inversor. Es la única forma de que puedas avanzar.

Ten siempre un diario de inversiones a mano. Se trata de una bitácora, dónde anotarás todas tus observaciones del mercado, la evolución de tus operaciones, tus errores y aciertos; además de todo lo que se te ocurra (nuevas estrategias, vigilancia de activos, resúmenes de la jornada, etc.)

Además en una hoja Excel, por ejemplo, puedes anotar todas las inversiones que has realizado; niveles de entrada, salida, beneficios, pérdidas… En fin, todos los datos numéricos.

El sentido de todo esto es poder obtener estadísticas cada cierto tiempo. Datos tales como:

  • Operaciones realizadas (para saber si estás sobre-operando)
  • Cantidad media que inviertes en cada operación
  • Porcentaje de operaciones ganadas sobre el total
  • Porcentaje de operaciones perdidas sobe el total
  • Pérdida máxima
  • Ganancia máxima
  • Racha máxima de pérdidas (Drawdown)
  • Gráfica de la evolución de tu cuenta (curva de beneficios)

…Entre otras

En base a todo esto, analízate y evalúate.

Observa lo que estás haciendo bien y lo que estás haciendo mal.

4. Lo más importante. Pon siempre un “stop loss”

Cuando abres una operación debes tener previsto de antemano tres niveles:

  1. El nivel de precios al que vas a entrar
  2. El nivel de precios al que va a salir con ganancias (objetivo)
  3. El nivel de precios al que vas a salir con pérdidas (stop loss)

De los tres el más importante es el último.

Siempre, siempre y absolutamente siempre acostúmbrate a poner un “stop loss”. Desde el minuto uno que comiences a operar en un simulador de bolsa.

En sí los simuladores de bolsa son muy buenos instrumentos para acercarte a los mercados. Incluso, como ya he mencionado, para probar nuevos estilos y sistemas. Sin embargo su uso debe ser responsable.

“Imagínate que quieres ser piloto de aviones. Antes de obtener el título tienes que practicar en un simulador de vuelo. ¿A quién se le ocurriría hacer locuras en el simulador de vuelo si lo que quiere aprender a pilotar de verdad?”

En las inversiones los simuladores de bolsa serían el equivalente a un simulador de vuelo.

Si deseas ser un buen inversor, debes hacer un buen ejercicio en simulado.

Antes de pasar al real.

Simulador

Aprende Trading Online en la mayor red social del sectorAcceder