Tipos de tarjetas de crédito

El mundo comercial se moviliza en función del dinero, ya sea en efectivo, empleando algunos tipos de tarjetas de crédito o de forma virtual. Sin embargo, cada uno de estos medios de pago representa una herramienta importante para mantener activa la economía de cualquier nación.

Antiguamente, para realizar gestiones asociadas con la mayoría de las transacciones comerciales, era necesario contar con una tarjeta de crédito. Estos instrumentos de pago eran símbolo de que la persona contaba con un alto poder adquisitivo y garantizaban a quienes ofrecían el producto o servicio, que su pago estaba respaldado por una entidad bancaria de confianza.

Tipos de tarjetas de crédito

Con el paso de los años, la forma en la que funciona el mundo financiero ha cambiado.

Y una buena tarjeta de crédito sigue siendo una importante alternativa para abrirse paso dentro del mercado financiero; por lo tanto resulta indispensable saber elegir la mejor de esta amplia gama.

Este post está dedicado a proporcionarte la información que necesitas sobre todos los tipos de tarjetas de crédito que están a tu alcance, para que puedas escoger acertadamente la que mejor se ajuste a tus necesidades económicas

Además, no solo las ofrecen las entidades bancarias, sino también muchos prestigiosos comercios, para que cuentes con un práctico medio de pago mediante el cual adquirir sus productos con descuentos y otras ventajas.

¿Por qué necesitas una tarjeta de crédito?

Cuando cuentas con una tarjeta de crédito tienes en tus manos todo lo necesario para poder realizar tus pagos de forma oportuna, rápida, eficaz y segura. Asimismo evitas el riesgo que implica cargar con grandes sumas de dinero en efectivo y además te ofrece la posibilidad de pagar a pesar de no tener saldo suficiente en tu cuenta bancaria.

Si tienes una emergencia, tu tarjeta de crédito te brinda la oportunidad de disponer del dinero necesario de forma inmediata, incluso en efectivo, pues tan solo necesitas dirigirte a un cajero automático para retirarlo.

Adicionalmente a todo esto, en la actualidad un gran porcentaje de las gestiones comerciales se está realizando de forma online. Al contar con una buena tarjeta de crédito, tienes la herramienta ideal para gestionar cualquier tipo de transacción comercial desde tu casa u oficina, realizando tu pago por medio de las plataformas de internet que te llevan a cualquier lugar del mundo cuestión de segundos.

¿Sabes cuáles son los tipos de tarjetas de crédito que existen?

Las tarjetas de crédito han sido clasificadas en función de sus características, ya que cada una de ellas es emitida por diferentes entidades bancarias o comercios, cuentan con distintas formas de pago y te permiten disfrutar de una amplia gama de ventajas.

Con esta finalidad, te será de gran utilidad conocer las diferentes modalidades, para así poder comparar tarjetas de crédito antes de decantarse por una.

A continuación te detallamos las particularidades de todas ellas:

Tarjetas de crédito gratuitas

Aunque no lo creas, algunas tarjetas de crédito pueden ser gratuitas, esto con referencia a que no requieren del pago de ningún tipo de comisión a su emisor. Sin duda es una poderosa ventaja contar con una tarjeta como esta, ya que no necesitas desembolsar ninguna cantidad de dinero para obtenerla, mantenerla, actualizarla o cancelarla.

Actualmente puedes adquirir este tipo de tarjeta, ya que se trata de un producto financiero que es parte de la oferta competitiva dentro de la banca, para alcanzar una amplia afiliación de clientes y crecer dentro del mercado comercial.

Tarjetas de crédito online

El mercado online ha dado pasos agigantados durante los últimos años, siendo muy frecuente que todas las finanzas puedan ser manejadas desde la comodidad de tu hogar.

Por ello, las tarjetas de crédito online están alcanzando un enorme auge y prestigio, gracias a su comodidad y velocidad al momento de realizar una transacción.

Para contar con este tipo de tarjeta deberás presentar algunos requisitos indispensables, los cuales se especifican en los próximos puntos:

  • Muestra de la nómina de tu empresa.
  • Contrato o cualquier otro documento que sirva para sustentar que cuentas con un trabajo estable.
  • Demostrar mediante documento o recibo que posees algún tipo de cuenta bancaria, de la cual deberás ser el titular.

Lo mejor de todo esto es que cada uno de estos trámites se realizan por vía online o mediante correo electrónico, lo cual te permite efectuar cómodamente tu solicitud sin necesidad de acudir a ninguna agencia.

El ente emisor se encargará de realizar todas las verificaciones necesarias y, si todo está correcto, te enviarán la tarjeta de crédito online que has solicitado a la mayor brevedad posible.

Tarjetas de crédito tradicionales

Las tarjetas de crédito tradicionales generalmente son gestionadas por medio de un banco, para ello solo requieres contar con una cuenta de la entidad bancaria y realizar trámites necesarios para que te sea otorgada.

Generalmente, si cuentas con cierta trayectoria de transacciones comerciales realizadas con tu cuenta bancaria, sobrada solvencia económica o tienes domiciliada tu nómina, te será mucho más fácil obtener una tarjeta de crédito bancaria.

Esto te brinda la oportunidad de contar con dinero aunque no tengas suficientes fondos en tu cuenta asociada, ya que el banco te lo prestará.

Al final de cada mes tú mismo decides cómo vas a cancelarlo, bien sea mediante un pago mínimo o completo. En función del método que elijas, se calculará el monto a cobrar por el banco en cuanto a intereses, además de una determinada cuota anual.

También debes saber que existen algunos tipos de tarjetas de crédito que no requieren de la apertura de una cuenta a la cual estar vinculada, como es el caso de las ofrecidas por empresa particulares.

Este tipo de tarjetas de crédito funcionan de manera similar, pero no requieren la apertura de una cuenta específica o realizar grandes trámites.

Las empresas emisoras de tarjetas de crédito que no están vinculadas a ningún banco, son conocidas como “fintech”, y ofrecen préstamos de dinero mediante tarjetas de crédito, lo que está ganando terreno dentro del escenario financiero del mundo actual.

Emisores de las principales tarjetas de crédito

Como se ha señalado, la mayoría de las tarjetas de crédito son solicitadas en una entidad financiera, pero a pesar de esto su emisor está representado por un organismo externo a la banca.

A nivel mundial existen al menos tres de ellos, con amplio reconocimiento y prestigio comercial, los cuales se describen a continuación.

Tarjeta de crédito Visa

La franquicia Visa es una de las más demandadas a nivel mundial y se ha ganado su prestigio por ofrecer un servicio con calidad y eficiencia para todos sus clientes.

Además de todo esto, cuenta con las siguientes características:

  • Puedes realizar pagos parciales sin recargas adicionales.
  • Ofrece una línea de descuentos dentro de algunos comercios asociados a ella.
  • Te permite realizar compras online y avances de efectivo.
  • Te ofrece su servicio de compras protegidas.
  • Sus tarjetas son aceptadas en más de 38 millones de comercios en todo el mundo y además cuenta con una red de dos millones de cajeros.
  • Puedes gestionarla a través del móvil, mediante una app de la entidad bancaria emisora, lo que te facilita la realización de tus pagos.
  • La tarjeta Visa es reconocida y aceptada en más de 170 países del mundo.

Cuando cuentas con una tarjeta de crédito Visa, puedes beneficiarte con una serie de descuentos especiales al momento de adquirir entradas para partidos de fútbol, rebajas en la adquisición de productos para tu hogar, descuentos en hoteles y muchos otros beneficios que podrás comprobar personalmente.

Tarjetas de crédito MasterCard

Al hablar de tarjetas de crédito, la franquicia MasterCard es el principal competidor de Visa.

Con una tarjeta como esta también es posible obtener grandes beneficios y descuentos especiales, pero adicionalmente cuenta con las siguientes características:

  • Puedes realizar diariamente todas tus compras dentro de las tiendas online, de forma rápida y segura.
  • Ofrece un sistema de protección de precios que cubre un período de tiempo de 60 días desde el momento de adquisición de tu producto.
  • Si pierdes tu tarjeta o es robada, puedes contar con una reposición de emergencia.
  • Incluye un servicio de seguro tanto para coche como para viajes, con la finalidad de ofrecerte el mayor respaldo y comodidad durante tus vacaciones o cualquier evento que requiera tu desplazamiento.
  • Estas tarjetas son aceptadas en 32 millones de establecimientos alrededor del mundo, contando con un millón de cajeros.
  • La tarjeta de crédito MasterCard es válida en más de 121 países y continúa ganando nuevos usuarios cada día.

Tarjetas de crédito American Express

La tarjeta de crédito American Express es conocida como rotativa, ya que te permite realizar un consumo de dinero mensual, el cual es financiado por esta entidad y cobrado en forma de pagos mínimos mensuales.

Es una de las tarjetas más populares a la hora de realizar un viaje o disfrutar actividades de entretenimiento en cualquier lugar del mundo. Además cuenta con interesantes características que debes conocer:

  • Ofrece un crédito rotativo para ser cancelado durante 60 meses, garantizando un amplio financiamiento y servicio de atención telefónica las 24 horas del día, con avances de efectivo y más.
  • Incluye el servicio Global Assist Personal para asistencia de salud, legal o personal.
  • Puedes acumular puntos a través de Membership Rewards, los que posteriormente canjearás a tu gusto por productos o servicios.
  • Cuentas con protección de las compras que realices utilizando tu tarjeta hasta por 90 días.
  • Puedes financiar tus vacaciones y adquirir cualquier tipo de seguro para la prevención de accidentes, sin cargos adicionales, con la compra de tu boleto de viaje.
  • La tarjeta de crédito American Express es reconocida en más de 120 países del mundo y cuenta con muchos otros beneficios que puede cubrir tus necesidades como producto financiero.

¿Cómo es el pago de las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito se asignan a los clientes por poseer cuentas bancarias que presentan movimientos de fondos continuamente. Al adquirirlas están aceptando un producto financiero que les permitirá aumentar sus transacciones y abonar lo consumido en forma de crédito.

Cada entidad bancaria tiene sus propios sistemas o formas para abonar los gastos cargados a la tarjeta de crédito. Para ello realizan una programación mediante la cual brindan a sus clientes un plazo generalmente de un mes para que puedan realizar el pago de una parte de la deuda, más los respectivos intereses.

Lógicamente, cuando adquieres tu tarjeta de crédito firmas un contrato con la entidad, lo cual representa un acuerdo sobre la forma en que devolverás el dinero. Esto se puede llevar a cabo a través de dos tipos de financiación con tarjetas de crédito.

Enseguida encontrarás en qué consiste cada uno de ellos:

Tarjeta de crédito de pago único

Como se mencionó anteriormente, cada entidad bancaria maneja su línea de crédito de forma independiente, por lo tanto pueden establecer que el pago del dinero dispuesto con una tarjeta de crédito deba ser realizado de forma completa en un tiempo determinado con anterioridad.

Durante la adquisición de su tarjeta, el cliente firma un acuerdo de pago que debe ser único, estableciendo que devolverá todo el dinero de una sola vez, sin aplicar ningún tipo de cuota o fraccionamiento.

Sin embargo, dentro de este convenio todo debe ser establecido previamente, incluso será sumado el monto correspondiente al cobro de los intereses por parte del banco, en función del tiempo que le sea otorgado al cliente para cubrir su deuda total.

Tarjeta de crédito de pago aplazado

Cuando se trata de una tarjeta de crédito de pago aplazado, significa que cuenta con cuotas mensuales que serán canceladas por el cliente puntualmente y dentro de las cuales están incluidos los intereses bancarios.

Esto es de gran comodidad para muchos usuarios, ya que pueden disponer del dinero en cualquier momento y luego pagarlo mediante cuotas previamente establecidas, en función de sus recursos económicos y presupuesto mensual.

Es muy importante que siempre escojas una tarjeta de crédito que te brinde la oportunidad de hacer frente a cualquier tipo de transacción, a pesar de no contar con el dinero dentro de tu cuenta bancaria.

Asimismo debes tener la seguridad de poder cancelar puntualmente cada uno de los pagos mensuales, ya que esto será parte de tu prestigio y solvencia económica en el sector financiero.

Procura leer muy bien todos los contratos adquiridos con las entidades bancarias y financieras, para que estés informado sobre el tipo de tarjeta de crédito que estás adquiriendo y disfrutes de sus amplias ventajas, sin límites ni restricciones.

[Total: 2   Promedio: 5/5]
Los mejores libros de Trading y BolsaAcceder